Social Icons

jueves, 8 de diciembre de 2016

THE BEATLES: Su historia (cómic)

Ahora que han pasado 15 años de la muerte de George Harrison y 26 de la de Lennon, qué mejor homenaje a las seis cuerdas de los Beatles que recomendándoos este tremendo cómic donde podréis disfrutar de una más de sus biografías a través del mundo de las viñetas.

El guión pertenece a Gaet´s, autor que ya tiene en su haber alguna que otra obra más dedicada a Nirvana, The Doors, The Clash o Bob Marley. Vamos, que no es un primerizo en estos lances, cosa que se nota de sobra en este cómic. La parte de los artículos biográficos, aparece uno por cada tomo, corre al cargo de Stéphane Nappez. El trabajo de este escritor francés es muy instructivo sirviendo de presentación para lo que es, a mi parecer, lo más llamativo de este álbum. Cada parte del mismo está ilustrada por distintos dibujantes, doy por sentado que todos y todas son grandes seguidores de los de Liverpool, desde Lu-k hasta Odile Santi pasando por Virginie De Lambert, Vox, Patrick Lacan, Edwina Cosme, Anne-Sophie Sevantie, Clément Baloup, Martin Trystram, Piero Ruggeri, Filippo Neri, Ludivine Stock, Amandine Pontous, Romuald Gleyse, Julien Lamanda, Efix, Richard Di Martino, Laurent Houssin, Akita, Víctor Giménez, Bloop, Anthony Audibert, Ben Lebegue, Pierre Braillon y Lapuss. Como podéis ver, todo un elenco de artistas que acaban dando un gran dinamismo a la obra. Muy interesante este collage gráfico que consigue una mezcla bastante amena, utilizando varias técnicas, desde la caricatura a la mezcla fotográfica, pasando por el más puro realismo. 

Creo que la manera de enfocar un tema sobre el que se ha escrito tantas y tantas líneas es bastante acertada. Nos habla de la banda sin tapujos, empezando, no podría ser de otra manera, desde sus principios. Quiénes eran, de dónde provenían, cómo llegaron a contactar o la elección del nombre. Sigue contándonos cómo llegaron sus actuaciones, su etapa de cinco componentes de tupé y chupas de cuero o sus primeras experiencias en Hamburgo, donde conocieron a una de las mujeres que seguro tiene las mejores fotografías de esa época, Astrid Kirchherr, compañera del malogrado bajista Stuart Sutcliffe. Un momento especial es el de su primera grabación con Tony Sheridan, “My Bonnie”. Esta misma haría que se interesara por ellos a su primer y más querido mánager, el gran Brian Epstein. Persona que, sin influir demasiado en su estilo, a pesar de que les hizo cambiar el cuero por los trajes, los catapultaría a la fama.
Continúa con el famoso incidente del rechazo por parte de Dick Rowe, de la discográfica Decca, después sería la que fichase a los Rolling por recomendación de George Harrison, a los ya cuatro Beatles. Este incidente les llevaría a ponerse en manos del que fuera su productor, George Martin, del sello Parlophone, una filial de EMI. Ya sólo quedaba cambiar, por expresa petición de dicho productor, a Pete Best por Ringo Starr. De aquí como un cohete a engrosar una de las páginas más extraordinaria no sólo de la música de los 60, llámase Rock, Pop o cómo queramos, sino de la música del siglo XX y de la historia de la música en general.


Hay capítulos dedicados a su actuación ante la reina, a la Beatlemanía, a lo chocante que fue para ellos tocar en el Olympia de París, donde la mayoría del público eran hombres, o a cómo pasaron de ser meros teloneros a cabeza de cartel en pocas actuaciones. Una de las partes reseñables es la que toca su ascenso de popularidad en los EE.UU., desde su famosa aparición en el show de Ed Sullivan hasta su encuentro con el mismísimo Elvis, a la postre una mierda, como diría Lennon, o el hecho de que fueran la primera banda en actuar en un gran estadio, el Shea Stadium de los Mets de Nueva York. Evidentemente, no se pasa por alto las declaraciones de John acerca de su ranking de popularidad con respecto a Cristo y las consecuencias de las mismas.


Otro de los aspectos importantes a tratar son sus relaciones personales. Cómo todo se empieza deteriorar a partir de “Yesterday”, con su manager, con las drogas, en la obra nos dejan bien claro cómo influyeron, desde la marihuana a la heroína, pasando por el LSD, en muchas de sus grandes composiciones, algunas estos son verdaderos clásicos de la música, o con otros artistas. Está bien saber que, para ser la banda inglesa que más se escucha en el mundo, tuvieron que ser los alemanes quienes les apoyaran al principio. Es muy interesante ver que la eterna rivalidad con los Rolling no pasa de ser una parte más del marketing discográfico. Ni los unos eran tan santos ni los otros eran tan simpáticamente diabólicos. Pero me ha sorprendido también la estrecha relación que tenían con Bob Dylan o, como he dicho antes, el terrible fiasco que se llevaron cuando conocieron a Elvis. Sin saberlo se convirtieron en el primer grupo de masas de la historia del R&R. 
 
También nos cuentan cómo la banda pasó de ser un producto meramente comercial y facilón a investigar e introducir instrumentos totalmente novedosos en el Rock. Muchos de los que piensan que el mestizaje musical está de moda que echen un vistazo a discos como el blanco, cuyo título oficial no es otro que “The Beatles”, o “Abbey Road”. Eso sí que era un verdadero mestizaje en una época en la que salirse de voz, guitarra, bajo y batería era ser condenado por las ordas rockeras. No faltan las anécdotas, unas graciosas como la supuesta muerte de Paul, las acontecidas durante el rodaje de sus películas o las que vivieron en sus viajes a la India; otras realmente dramáticas como la de la muerte de Epstein, esta fue el principio del fin, junto con la creación y desmanes de la discográfica Apple, de la caída en picado de la banda. Todo esto, unido a la aparición, como todos sabéis, de Yoko Ono en la vida de Lennon, llevaría a los Beatles a separarse definitivamente.


De verás que os recomiendo esta enésima obra sobre los “Fab Four”. Pasaréis un gran rato conociendo todos los entresijos del grupo más grande e influyente de la historia. 
 
¿The Beatles will never die!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

 
Blogger Templates